Es un payaso excéntrico, eléctrico y realista, poseído por un bufón que está oculto dentro de una delgada línea entre lo empírico y el delirio.

 

El deseo por la libertad de ser autentico y estar presente, fueron los motivos que lo llevaron a convertirse en un payaso.

 

A lo largo de su carrera se dio el lujo de jugar y experimentar en diferentes tipos de escenarios, de diversos países, dándole como regalo, el entendimiento del humor de cada uno, llevándolo así a desarrollar un humor universal.

 

Provocar y observar, son dos características que lo relacionan con el público, las cuales lo ayudan a cumplir su gran desafío de quebrar los limites sociales, para entrar en un mundo de juego y generar un presente único.

Es un artista autodidacta, altamente selectivo y disciplinado.

Horas de entrenamiento y de investigación lo han llevado a desarrollar una técnica en el malabarismo muy particular. 

Durante su trayectoria ha escogido maestros con un ojo muy afinado, lo cual lo ayudo a mezclar varios estilos y habilidades diferentes.

Él se atreve a  componer un cuadro de  figuras, movimientos y emociones utilizando los objetos como pinceles y su cuerpo como tinta.

 Dotado de una gran sonrisa y acompañado de una profunda pasión es lo que lo destaca en el escenario.

"La dificultad es sólo un paso, la complejidad es sólo para el que lo ve y la gravedad es sólo para el que sabe caer sin tocar el suelo".